Haz que el frío y la lluvia te resbalen

Compartir

¡Viajar en moto con las piernas calentitas y sin mojarnos es posible! En Europa es muy habitual ver mantas térmicas, covers o cubre piernas. Sin embargo, en España, según en qué zonas, no es muy común. Hoy os vamos hablar de este accesorio, propio del invierno y para mí también necesario en verano. ¡Cuándo lo pruebes y descubras el calor, nunca querrás volver al frío!

 

Vivo en una ciudad de costa donde hace más frío que calor y sobre todo llueve. ¡Lo hace y mucho! La moto es fundamental para desplazarme; sin ella todo sería mucho más complicado y mucho más caro. Lluvia y frío no son los mejores compañeros de viaje y menos sobre dos ruedas, pero las cosas cambian cuando te echas una “manta encima”.

Hace unos años descubrí que también se puede bailar bajo la lluvia, conduciendo mi scooter y sin mojarme.

No recuerdo bien quienes obraron el milagro si Papa Noel o los Reyes Magos, pero unas Navidades dejaron en mi árbol lo más parecido a una manta, que yo no conseguía descifrar para qué servía. Con una gran sonrisa y cara de satisfecha con el regalo hice la pregunta: ¿y para qué quiero esto?

Las carcajadas todavía se escuchan en el rellano del portal y yo esbozo una sonrisa en los días de frío, cuando me la echo encima. ¡Ande yo caliente, ríase la gente!

Si todavía no sabes de qué accesorio te voy a hablar, este es el momento de presentarlo:

¿Conoces las cover, manta o cubrepiernas? Si nunca has conducido una moto con este elemento, tienes de todo y no sabes qué regalo pedir para Reyes estás a tiempo de incluirlo en tu carta. Olvídate de la vergüenza que, como dice mi abuela, con vergüenza ni se come, ni se almuerza y dale una oportunidad a este accesorio… No llevar las piernas congeladas y llegar a los sitios seco, para mí: ¡no tiene precio!.

En esta página web: http://cover.luma.es/ podéis ver los modelos que tenemos, cómo son, cuál es el que mejor se adaptaba a tu motocicleta y el proceso creativo que hemos llevado a cabo hasta sacarlo al mercado.

Este accesorio es una especie de manta que te pones encima de las piernas, va completamente adaptado a la moto y te protegerá del frío, la lluvia y el viento.

Con una buena cazadora y la manta no necesitarás más. Son impermeables y además las costuras van termoselladas. Disponen de sistema propio de anti-flaneo lateral por clips, rápido y sin piezas adicionales. Normalmente se mueven con el viento, pero con este sistema se evitará que, al circular a altas velocidades, los laterales de la manta flameen con el viento golpeando tus piernas.

Además, suelen estar diseñados con franjas laterales y detalles en amarillo flúor para ofrecer mayor visibilidad en la carretera y llevan incluido una tapa de acceso para la llave con cierre magnético.

Al estar confeccionados con materiales sintéticos, impermeables, siempre, en su capa exterior, provocan que la lluvia resbale, no penetre y nos libra de quitarnos y ponernos pantalones de agua. Además, su interior suele estar forrado, para ofrecer un aislamiento térmico, que nos permite llevar las piernas calentitas.

Importante también es la funda, que tienen algunos modelos, para que el asiento de nuestro scooter quede protegido de la lluvia, cuando lo dejamos aparcado. Aunque pueda parecer una tontería, en un día lluvioso agradecerás ir con el culo seco y, sobre todo, no tener que sacar un trapo para ponernos a secar, en medio de un chaparrón.

Estos cubrepiernas se adaptan perfectamente a todas las motos. No obstante, y si estás interesado visitando esta web: http://cover.luma.es/adapt puedes buscar el modelo de tu moto y la cover que mejor se adapte a ella.

En España, no cometamos el error de generalizar, en algunas zonas no es muy popular este accesorio y parece que hacer el ridículo prevalece sobre la comodidad. No obstante, en países de Europa como Italia o Francia, su uso, es de lo más común.

Por sacar algún, pero a estas mantas… os detallamos algunas situaciones a tener en cuenta cuando se conduce con las mismas:

  1. Según qué modelo de cover, puede llegar a limitar la movilidad de las piernas, por lo tanto, se debe tener cuidado cuando uno está parado. Una forma de evitar caer al suelo es verificar que está correctamente colocado y ver si puedes sacar fácilmente los pies, antes de arrancar. 
  2. También tenemos que comprobar que el cover está bien ajustado.

Mi consejo: Aunque al principio resulte diferente conducir con este elemento añadido, cuando descubras el calor y la protección a la intemperie que brinda ya no querrás volver al frío…

Se trata de un accesorio de invierno, del que yo soy tan fan, que no me quito ni en verano. Volver a casa en pantalón corto en agosto, a las dos de la mañana y con la manta por encima: ¡NO TIENE PRECIO!